Escrito por Arquitectura, Comunicados, Destacado

Ricardo Bofill, el arquitecto y urbanista que supo adaptarse a los cambios

Compartir

Comenzamos este año de la manera más triste. El pasado viernes 14 de enero fallecía una de las mayores personalidades del sector de la arquitectura, polifacético, cosmopolita, genio…, Ricardo Bofill nos dejaba a sus 82 años.

 “Lo que a mí me gusta es proyectar: llegar a mi despacho, encontrarme con una hoja en blanco e iniciar un proyecto, tomar decisiones…» – Ricardo Bofill

Arquitectura ricardo bofill

Estudiante es su juventud en el Liceo Francés, fue posteriormente alumno de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, donde fue expulsado por sus actividades políticas antifranquistas (miembro del PSUC). Sin embargo, Tras los estudios en la Escuela de Arquitectura de Ginebra, fundó en 1963 su famoso Taller de Arquitectura, creando un admirable colectivo transdisciplinar, pues no está conformado sólo por arquitectos, sino que de él formaban parte poetas, como José Agustín Goytisolo, su hermana Ana, arquitecta y música, su primera mujer, la actriz Serena Vergano, y un nutrido grupo de sociólogos, cineastas, fotógrafos y filósofos, acompañaron a Ricardo Bofill y su prolífica carrera.

Los edificios más reconocidos de Ricardo Bofill

Con sede en Barcelona, y despachos en Montpellier, París y Nueva York, sus obras se han convertido en icónicas y son conocidas por todo el mundo. Destacamos algunas de las más representativas:

La Muralla Roja: podríamos denominarlo como el edificio influencer, pues es uno de los más famosos entre los instagrammers para conseguir fotos maravillosas. Situado en la Urbanización La Manzanera de Calpe, el arquitecto se inspiró en la arquitectura popular árabe, especialmente en las torres de adobe del norte de África, para llevar a cabo esta laberíntica ciudadela que se asemeja a una fortaleza. Con un total de 50 apartamentos y una azotea, puede considerarse como uno de los edificios más bonitos de toda la península. Lo más destacado del proyecto y que más resalta a ojo ajeno a la profesión es su paleta de colores, donde predomina el rosa pálido y el azul, con ligeros puntos de naranja, que en ocasiones se suma el color del mar, creando un espectáculo increíble. Ha servido de inspiración para crear los decorados de la controvertida serie “El juego del Calamar”.

Edificio Walden: ejemplo de la arquitectura brutalista en España, fue construido entre los años 70 y 80. Aunque inicialmente se pensó en construir en Madrid, bajo el nombre Ciudad del Espacio, terminó llevándose a cabo en San Just Desvern (Barcelona). Lo más distintivo de esta obra son sus tonos rosáceos así como sus zonas ajardinadas en el interior del edificio. Inspirado en la obra de ciencia Ficción Walden Dos, de Burrhus Frederic Skinner, es una obra de gran belleza que llama poderosamente la atención.

Les Espaces d’Abraxas: se trata de un monumento de belleza clásica conformado por tres edificios, Le Palacio, Le Théâtre y L’Arc, que han hecho que sea el centro de todas las miradas de la ciudad. Alzándose sobre un espacio definido como barroco, francés y mediterráneo, cuenta con un total de 18 plantas con 441 apartamentos, que nos encandilan con su belleza que nos hace viajar en el tiempo cuando paseamos por este anfiteatro griego.

La torre 77 West Wacker Drive: finalizada en 1992, este imponente rascacielos de 50 plantas se sitúa a orillas del río, y se convierte en una de las siluetas dominantes del Skyline de Chicago. Con proporciones clásicas, entra en contraste  con el vidrio propio de edificios futuristas, que se enmarca con granito blanco portugués.

Aeropuerto de El Prat: anclado en el pasado hasta los años 90, hizo necesaria una reforma, ampliación y modernización cuando en 1992 Barcelona fue sede de los Juegos Olímpicos. De este modo se amplió la terminal existente y se construyeron las terminales A y C. La inauguración de la Terminal 1 hizo que se reafirmara su posición como uno de los diez primeros de Europa. Con una gran fachada acristalada y más de un millón de metros cuadrados, acoge a unos 100.000 usuarios diariamente.

W Barcelona: conocido como el Hotel Vela, se inauguró en 2009 y cuenta con 473 habitaciones. Con forma de vela de barco, cuenta con 99 metros de altura, menos de los originales pues se proyectó con 168 metros que afectaban a la silueta de Barcelona, superando las torres de la Villa Olímpica. Un edificio que ya es todo un emblema en Barcelona, por su estilo arquitectónico, su forma peculiar y su maravilloso exterior, una reflectante fachada de vidrio plateado que reflejan el cielo y el mar.

Estos solo son un breve ejemplo de la magnífica y prolífica carrera que durante más de 50 años hizo que Ricardo Bofill se convirtiera en uno de los arquitectos con más renombre e influencia en el mundo entero.


Compartir
Close