Escrito por Arquitectura, Comunicados, de interes, Destacado

Arquitectas que cambiaron la historia

Compartir

Este año vamos a celebrar el Día de la Mujer Trabajadora recordando la importancia que han tenido las mujeres en la historia de la arquitectura y del diseño. Por ello vamos a conocer la historia de ocho mujeres cuya lucha y trabajo marcó un antes y un después en su carrera profesional y abrió las puertas para que el camino de futuras arquitectas no fuera tan arduo.

Matilde Ucelay: En 1890 la primera mujer que consiguió graduarse en arquitectura, Signe Horborg, en el Instituto Politécnico de Helsinki abrió las puertas para que muchas más mujeres que no podían acceder a estos estudios pudieran cumplir sus sueños. Algo que bastantes años más tarde, específicamente en 1936, logró Matilde Ucelay, una luchadora constante con una inimaginable carrera que solo fue reconocida en el final de sus días con el Premio Nacional de Arquitectura. En 1937 logró ser secretaria del Colegio de Arquitectos de Madrid, cargo que se le arrebató en 1940 tras la posguerra, inhabilitándola para cualquier cargo público, directivos o de confianza, lo que hizo que sus primeros proyectos no llevaran su firma. Sin embargo, su trayectoria es una referencia ejemplar para posteriores generaciones teniendo valiosos testimonios en sus diseños de casas unifamiliares, fábricas, almacenes.

Eileen Gray: a pesar de rtener una larga vida, nada más y nada menos que 98 años, tuvo muy poco reconocimiento. Ha sido el paso de los tiempos cuando se le ha reconocido como una de las grandes arquitectas de la historia. Durante su trayectoria se le hizo difícil abrirse paso en un mundo de hombres, sin embargo, consiguió trabajar con independencia sin pertenecer a ninguna asociación ni grupo de su tiempo. Con su famosa casa de vacaciones E-1027, en el sur de Francia, se ganó el tan merecido reconocimiento, especialmente el de Le Corbusier.

Charlotte Perriand: unida profesionalmente a Le Corbusier, trabajó durante mucho tiempo como responsable de mobiliario e interiores del estudio del afamado arquitecto. Sin embargo, su trabajo fue totalmente individual, con una visión futurista rompió con el academicismo y propuso la creación de muebles modernos y artísticos que fueron el punto de partida de la arquitectura interior moderna. Suyas son obras tan representativas como el acondicionamiento interno de la Ciudad Universitaria de París y tres de los mejores diseños de sillas, como el Comfort LC2 Grand, el B301 y el B306

Jane Drew: destacada urbanista, académica, autora y editora fue protagonista en todas las actividades en los que participó. Cuando comenzó su carrera no tuvo el apoyo de un mundo de hombre, ni si quiera las empresas se planteaban contratarla por su género. Por lo que fundó su propia empresa en la que empleó únicamente a mujeres con la idea de poner fin a la discriminación que ella misma había sufrido. Durante su larga trayectoria fue colaboradora y coautora de múltiples proyectos de gran relevancia en la arquitectura moderna en Inglaterra, India Ghana y Nigeria. Otro de sus logros fue la de ser la primera mujer arquitecta en pertenecer al Consejo del Instituto Real de Arquitectos Británicos (RIBA).

Denise Scott Brown: Arquitecta, urbanista y teórica, escritora y educadora cuyos proyectos e ideas han influido en los diseñadores y pensadores en todo el mundo. Trabajando en colaboración con Robert Venturi en el último medio siglo, ha guiado el curso de Venturi, Scott Brown and Associates trabajando en la amplia gama de proyectos de la firma en arquitectura y como directora a cargo de la planificación urbana, urbanismo y planificación de campus.

Sus estudios y obras fueron tan importantes que el año pasado se estrenó un documental “City Dreamers” que subraya la ciudad en constante cambio a través de la vida y obra de 4 arquitectas que repensaron el entorno urbano.

En 1991 fue excluida del premio Pritzker, algo que provocó su protesta, y la apertura del debate sobre las dificultades de las mujeres para ser reconocidas en su profesión. En 2016 se les otorgó conjuntamente la Medalla de Oro del AIA, convirtiéndose en la segunda mujer de la historia que gana el galardón más prestigioso del mundo de la arquitectura y en la primera mujer viva que recibe este galardón.

Kazuyo Sejima: Estableció su propio estudio en 1987 y en 1992 recibió el premio a Arquitecto Joven del Año en Japón. Después de haber estudiado arquitectura en la Universidad de Mujeres de Japón, trabajó con Toyo Ito durante algunos años y se la considera como una de las pioneras de la arquitectura diagramática, que consiste en la búsqueda de nuevos sistemas de análisis, abiertos e inclusivos que se alejan de la idea de una arquitectura estática, inflexible e historicista.

Trabajadora incesante, ha construido una sólida trayectoria profesional en varios países del mundo. En 1995 fundó junto a Ryue Nishizawa, quien era su colaborador, la oficina conjunta Sejima and Nishizawa and Associates, SANAA, con base en Tokyo. SANAA fue creada fundamentalmente para encarar y compartir en equipo el trabajo de grandes proyectos y competencias internacionales. Cada socio preserva, asimismo, un espacio para encargos más pequeños que resuelven de manera individual.

Ha recibido numerosas distinciones como el Premio Arte de la Educación del Ministerio de Educación de Tokyo y el Premio de Arquitectura de Japón en 2006; el Premio StellaRe en Turín, el Premio Erna Hamburger en Suiza y el título Oficial de la Orden de las Artes y las Letras en 2009; entre otros. En el año 2010, Kazuyo Sejima fue la primera mujer designada Directora del Sector de Arquitectura, con responsabilidad específica en el comisariado de la 12ª Exposición Internacional de Arquitectura en la Bienal de Venecia.

Zaha Hadid: Se trata de la primera mujer arquitecta que destaca en el panorama de la arquitectura contemporánea a nivel internacional.  Estudió Matemáticas en la American University en Beirut entre 1968 y 1971. Después de obtener su título regresó a Londres para estudiar en la Architectural Association donde obtuvo su diploma en 1977. En la AA fue alumna de Rem Koolhaas y de Elia Zenghelis, de los que posteriormente sería socia en OMA (Office for Metropolitan Architecture).  En 1980 funda Zaha Hadid Architects en Londres.

Su obra construida ha sido reconocida con numerosos premios, entre los que cabe mencionar el premio Mies van der Rohe (2003), el premio Pritzker (2004, siendo la primera mujer en ganarlo), el Praemium Imperiale (2009) y ha sido nombrada Dame Commander of the Most excellent Order of the British Empire (2012). Parte de sus dibujos han sido incorporados a la colección permanente del MoMa en Nueva York. Poco después de recibir su último premio, el 31 de marzo de 2016, Zaha Hadid fallece en Miami a causa de un infarto.

Odile Decq: Se licenció en arquitectura en 1978. En 1979, Decq recibió un diploma en urbanismo y planificación del Instituto de Estudios Políticos de París. Formó su propio estudio junto con Benoît Cornette en 1986, llamado ODBC Architectes.

La obra de la arquitecta francesa Odile Decq incluye desde objetos cotidianos, muebles, luminarias, museos, bancos, hasta proyectos de gran escala urbana. Entre sus obras más relevantes se encuentran la Banca Popular de Rennes (1990), el Museo de Arte Contemporáneo de Roma-MACRO (2001-10), el Fondo Regional de Arte Contemporáneo en Rennes-FRAC (2004-12) y el restaurant dentro de la Opera de Garnier en París (2011).

Ha recibido multitud de condecoraciones, destacar el Caballero de la Legión de Honor, el más alto galardón francés. En 2007 recibió la membresía internacional del Royal Institute of British Architects (RIBA). A finales de 2013, después de una trayectoria de 35 años, Decq fue elegida la Mujer Arquitecta del Año. En junio de 2015 fue reconocida como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Laval, en Quebec.


Compartir
Close