Escrito por Comunicados, Destacado

Explosión de color y brillo en un centro de ocio de la mano de Francisco Silván

Compartir

Más de 400m2 de interiores dinámicos, divertidos estarán llenos de objetos visuales y colores fluorescentes. El responsable de este diseño para el centro de ocio Atoope Park, situado en Rivas Vacimadrid es Francisco Silván, un espacio en el que los usuarios pueden jugar y divertirse con multitud de actividades y zonas de todo tipo.

Los espacios de ocio con estas características requieren de elevadísimas prestaciones técnicas y de resistencia a nivel de acabados para ser diseñados con garantías de éxito. El diseñador de interiores Francisco Silván ha convertido Atoope Park en un centro de ocio para niños y adultos de más de 4.000m2, ubicado en Rivas Vaciamadrid. 

El nuevo proyecto de Francisco Silván: Atoope Park

Se trata de un espacio para jugar y divertirse con multitud de actividades y zonas de todo tipo. El estudio de interiorismo ha priorizado el aspecto más lúdico y divertido del mismo y también su respuesta técnica y de seguridad frente al elevado tránsito que recibirá. El diseñador Francisco Silván ha confiado en Gerflor Iberia, filial del Grupo Gerflor, experto y líder mundial en soluciones de pavimentos flexibles y revestimientos murales, con cuyas soluciones se han revestido la mayoría de los interiores del centro.

Francisco Silván explica que “Tras tomar unas medidas muy exhaustivas del local, vas moviéndote por cada rincón y conectas con las necesidades de cada zona. En este preciso momento es cuando ya empiezas a imaginar cómo va a ser el resultado de crear un centro de atracciones”.

Atoope Park destaca desde la propia fachada, en la que los colores corporativos, así como las tiras de led que vuelan hacia el cielo, provocan e invitan a que los transeúntes se acerquen para descubrir un gran espacio interior lleno de vida y movimiento. Una vez dentro del recinto, una amplia zona diáfana, el solado está formado por grandes planos de diferente colores y separado por un led en movimiento que recorre paredes y pasa por el suelo antes de volver a lanzarse al infinito.

“Hemos elegido los pavimentos de Gerflor por su calidad y prestaciones técnicas, pero también por su estética y diseño. Me encanta crear espacios infinitos que nunca acaben, por los que estos materiales continuos facilitan este tipo de creaciones. Al tener grandes espacios diáfanos y, sobre todo, mucho tráfico potencial, me pareció la mejor solución”, añade el interiorista.

En la zona de juegos hay diferentes atracciones diseñadas para pasar un buen rato. Una de las zonas es la «Main Court» para niños y niñas entre 1,35m de altura o de 1,15m acompañados de un adulto; y la «Kids Zone» para niños y niñas entre 1,00m y 1,35m de altura.

A nivel de estética, el estudio de interiorismo se ha decantado por un aspecto industrial, con tonos cementosos e instalaciones vistas. Su gran altura facilita que se puedan descolgar grandes lámparas, como si platillos volantes bajaran del espacio. En los pilares, los rombos con los colores corporativos forman un infinito, simulando la energía de tierra y cosmos en movimiento. La planta baja dispone de una zona de bar con un diseño dónde los juegos geométricos de sus azulejos se mezclan con papeles pintados de tigres. El mobiliario es muy confortable, con sillones de terciopelo y un gran banco corrido.

Los baños, diferentes paramentos vinílicos dividen el espacio apoyados por una tira de led que enmarca las diferentes zonas y los colores de la iluminación corren sin parar. El centro de ocio también dispone de una gran sala destinada a la celebración de cumpleaños y eventos.

Revestimentos de Gerflor Iberia

Los revestimientos Gerflor se han colocado en los solados de las zonas públicas, usando los colores corporativos de Atoope Park, y se han separado por tiras de luz para crear movimiento. También con los pavimentos de la compañía se ha revestido la escalera principal y los baños. Silván está especialmente satisfecho: ha sido todo un acierto revestir la antigua escalera de esta manera. Fácil, rápido y de muy buena relación calidad-precio. También en los baños, he querido jugar con ese concepto de infinito, de continuidad… Por eso el mismo modelo de Gerflor se ha colocado en solados, paredes y techo, creando pequeños espacios dentro de otro más grande”.

A nivel de colores y acabos, Silván narra que el portfolio de Gerflor encajó a la perfección para el proyecto desde el principio. “Cuando vi el catálogo de Gerflor y las posibilidades que podía crear para este proyecto, mi imaginación se disparó. Colores que encajaban corporativamente y con esos brillos y juegos de texturas. Eran los ideales para el concepto de este proyecto. Usé también otros tonos metalizados para crear superficies brillantes y que evocaran las luces en movimiento. Una joya para los sentidos cuando lo vives en primera persona”.

En concreto, han sido tres los modelos de revestimientos comerciales de Gerflor empleados en algunas de sus diferentes tonalidades, Taralay Impression, Taralay Premium y Tarastep. Taralay Impression, en su versión Compact, es un pavimento comercial en rollos para tránsito elevado ideal para circulación, cargas rodantes y tráfico pesado. Este tipo de pavimento comercial mejorado ha salido al mercado con una nueva solución sin uso de cola, con un 25% de contenido reciclado en su fabricación y con la garantía de que, una vez finalizada su tasa de vida útil, es fácil de retirar y se puede reciclar. A nivel de diseño, el pavimento ofrece una gran variedad de colores, acabados y texturas: aspecto madera, mineral, textil, gráfico, y fantasía.

Por su parte Tarastep Pro es una solución específica para recuperar escaleras con una amplia paleta de colores disponibles que armonizan con los acabados de las otras dos líneas Taralay. Al estar diseñado con una capa de uso de 1mm ofrece también amplias prestaciones a nivel de durabilidad y resistencia al tráfico, además de confort bajo los pies. Es una solución 100% reciclable y muy recomendada, además de para proyectos como éste, para aplicaciones sanitarias, educativas, oficinas o viviendas.

La experiencia es un grado”, subraya el interiorista, “y a lo largo de los años he comprendido que un cliente acude a un profesional, tanto para que un negocio funcione, como para que su inversión no pase de moda con el tiempo y sea duradero y resistente. Como interiorista soy muy consciente del coste de la ejecución de un proyecto de estas dimensiones y de la importancia de los materiales elegidos, sobre todo en grandes superficies en donde la afluencia de público tan grande. En estos casos es mejor elegir un buen solado y paramentos verticales, que sean de calidad y fáciles de sustituir. Si esta premisa la unes a un buen diseño y estética de los mismos, el éxito está asegurado”, asegura el interiorista.

Tanto los promotores, como yo como interiorista, estamos muy contentos con el resultado final y ya estamos utilizando estos materiales en más proyectos de la misma marca Atoope Park, así como en otros de otra índole que actualmente estamos diseñando desde el estudio”, remata Francisco Silván.


Compartir
Close