Escrito por Comunicados, Destacado

Las cubiertas cerámicas, la solución social, económica y medioambientalmente sostenible

Compartir

El Gremi de Rajolers de la Comunitat Valenciana y Hispalyt, la Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida, destacan la importancia del cuidado del medioambiente en el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental  que se celebró el pasado 26 de enero. Ambas entidades resaltan la contribución de las cubiertas cerámicas a la construcción sostenible, generando beneficios significativos desde perspectivas social, económica y medioambiental.

Conscientes de la urgencia para abordar los desafíos ambientales y climáticos actuales, el Gremi e Hispalyt orientan las políticas de sostenibilidad medioambiental en el sector cerámico hacia la reducción de emisiones de gases contaminantes, el tratamiento sostenible de residuos y la mejora de procesos productivos para reducir el consumo energético.

Desde el punto de vista medioambiental, las tejas cerámicas son inherentemente sostenibles. Fabricadas principalmente con arcilla, un recurso natural inagotable y renovable, su extracción se realiza de manera responsable. Tras el agotamiento de las canteras, se crean reservas naturales que fomentan la biodiversidad, restaurando hábitats para animales y plantas.

Los fabricantes de tejas cerámicas subrayan su compromiso con prácticas constructivas sostenibles y promueven la economía circular, ya que las tejas son completamente reciclables para diversos usos, como tierra batida en pistas de tenis, sustrato de plantas o elemento de cubrición para agricultura.

En respuesta a la demanda de administración y consumidores sobre las prestaciones ambientales de los productos de construcción, los fabricantes asociados al Gremi e Hispalyt han desarrollado la etiqueta medioambiental tipo III, conocida como Declaración Ambiental de Producto (DAP) de la teja cerámica en todo su ciclo de vida, registrándola en el programa GlobalEPD de AENOR.

Tecnología cool roof

En el marco del Día Mundial de la Acción contra el Calentamiento Terrestre el 28 de enero, los fabricantes de tejas del Gremi e Hispalyt resaltan que la elección adecuada de materiales en las envolventes de los edificios puede contribuir a reducir la temperatura de las ciudades. Destacan que la tecnología «cool roof» ayuda a mitigar el efecto Isla de Calor Urbana (ICU) y a mejorar la eficiencia energética de la cubierta, reduciendo el consumo energético para refrigeración en verano.

Las cubiertas «cool roof» se caracterizan por su capacidad para reflejar la radiación solar y emitir energía térmica, disminuyendo hasta 3 °C la temperatura del aire y 12 °C la temperatura de las superficies. Estas cubiertas requieren materiales con alto índice de reflectancia solar (SRI), como las tejas cerámicas, cuyo SRI es de 90, cumpliendo con los requisitos de programas de certificación de edificios sostenibles como LEED.

El Tejado, de Tejas”

El Gremi de Rajolers de la Comunitat Valenciana desarrolla la campaña «El Tejado, de Tejas» con la colaboración de la Generalitat Valenciana a través del Proyecto INENTI. La campaña destaca las prestaciones y ventajas de las tejas cerámicas para la construcción y rehabilitación de cubiertas, contribuyendo a la reducción del consumo energético, el aumento del confort y la seguridad, así como ampliando las posibilidades de diseño para edificios y viviendas.


Compartir
Close