Escrito por Comunicados, Destacado

Remica ya es empresa acreditada para gestionar Certificados de Ahorro Energético

Compartir

La compañía líder en eficiencia energética es una de las primeras empresas del país que gestionará estos certificados, los cuales promueven proyectos que generan ahorros energéticos. Los usuarios que realicen mejoras de eficiencia energética en sus instalaciones podrán vender por medio de Remica, como empresa acreditada el ahorro generado por estas medidas a través de los Certificados de Ahorro Energético.

Remica se ha convertido en una de las primeras empresas del país acreditadas como sujeto delegado por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para gestionar los Certificados de Ahorro Energético (CAE).

Este reciente mecanismo, impulsado por el Gobierno a través del Real Decreto 36/23, promueve las actuaciones de eficiencia energética y viene a complementar las subvenciones en esta materia.

Obtener esta acreditación implica ser el intermediario entre el sujeto obligado a contribuir al Fondo Nacional de Eficiencia Energética y los propietarios de los ahorros. Como líderes en eficiencia energética, Remica da un paso más y a partir de ahora gestionará a sus clientes estos certificados adquiriendo los ahorros derivados de los proyectos de ahorro energético y generando los CAE.

CAE: Certificados de Ahorro Energético

Se trata de unos documentos electrónicos que garantizan que, tras llevar a cabo una actuación de eficiencia energética, se ha conseguido un nuevo ahorro de energía final equivalente a 1 kWh.

Al establecer este mecanismo a principios de año por parte del Gobierno, los kWh/año ahorrados en una instalación después de llevar a cabo una actuación de eficiencia energética, según el catálogo de sistema de CAE, podrán ser monetizados. De esta manera, se podrán vender estos certificados a las empresas obligadas a contribuir al Fondo Nacional de Eficiencia Energética, principalmente comercializadoras de gas y electricidad, así como distribuidoras de productos derivados del petróleo y gas licuado.

“Todo surge de la Directiva 27/2012/UE de Eficiencia Energética, que impone a los Estados Miembros la obligación de establecer objetivos de ahorro energético y cuantificar los ahorros generados a lo largo del año. Esta directiva dispone que cada país debe determinar el mecanismo para asegurar el cumplimiento de los objetivos establecidos y permite la creación de un Fondo Nacional de Eficiencia Energética como vía de financiación”, aclara José Sierra, director de I+D+i de Remica.

Ventajas para el ciudadano con Remica

Los usuarios que implementen mejoras de eficiencia energética en sus instalaciones tendrán la oportunidad de vender a las comercializadoras el ahorro generado mediante estas medidas, utilizando los Certificados de Ahorro Energético.

Son numerosas las obras que califican para obtener los CAE, entre ellas: la instalación de sistemas de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente más eficientes, así como la implantación de ciertas energías renovables o las mejoras en la envolvente de edificios. “Los usuarios podrían recuperar hasta un 40 % de la inversión realizada en las obras de mejora. Es un mecanismo que encaja perfectamente en las actuaciones de eficiencia energética y descarbonización que Remica lleva a cabo, entre ellas el Plan Remica Hybrid Plus”, explica Sierra.

Para Remica, la implementación del sistema CAE en nuestro país representa un paso decisivo, incentivador y tractor en el camino hacia la descarbonización. “Confiamos en que estos certificados estimulen de manera significativa las acciones dirigidas a mejorar la eficiencia energética en España», destaca Sierra.


Compartir
Close