Escrito por R 2024, Reportajes

REPORTAJE | Arquitectura industrializada

Compartir

La arquitectura industrializada, impulsada por la sostenibilidad y la eficiencia, se erige como un pilar fundamental para el futuro de la construcción. Desde la planificación hasta la ejecución, la integración de métodos industrializados promete reducir la huella ambiental y mejorar la calidad de vida en entornos urbanos y rurales. Está claro que la arquitectura industrializada señala un horizonte prometedor hacia un mundo construido más consciente y equitativo.

La arquitectura industrializada ha evolucionado desde la Revolución Industrial hasta convertirse en una fuerza destacada en el panorama arquitectónico contemporáneo.

“La construcción industrializada es un método que implica la fabricación de componentes o módulos fuera del lugar de construcción y su posterior ensamblaje. Sus características distintivas incluyen eficiencia en costos y tiempo, mayor control de calidad, repetitividad y posibilidad de personalización según el proyecto”, explica Antonio Domínguez, gerente Delegación Cataluña, director Desarrollo Negocio de Indalsu. Del mismo modo, Carolina Amor, Marketing Manager de Knauf Industries, concreta que este tipo de construcción supone aplicar la producción industrial a las distintas partes de la edificación. Se caracteriza por la existencia de partes o componentes idénticos facturados en un taller o fábrica lejos de la obra. “Esto permite multiplicar exponencialmente la producción (por ejemplo, ejecutar varias paredes de idéntico tamaño a la vez) y minimiza el error humano. En este tipo de construcción la metodología BIM juega un papel fundamental. El resultado si lo comparamos con la construcción tradicional son construcciones más rápidas, limpias, exactas y con una menor mano de obra”.


Compartir
Close