Escrito por Comunicados, Destacado

LafargeHolcim España participará en un nuevo proyecto Horizon 2020

Compartir

En línea con los objetivos del Pacto Verde Europeo, la Comisión Europea ha establecido un plan de acción específico para transformar la economía europea hacia una economía circular y sostenible, con el fin de lograr la neutralidad climática en 2050 y asumir el liderazgo mundial en tecnologías respetuosas con el clima. En este sentido, se ha puesto en marcha un plan de acción transversal para impulsar la transición a través de la investigación, la innovación y la digitalización del que formará parte LafargeHolcim España. Por lo general, la pirólisis se presenta como una tecnología prometedora para reciclar los residuos plásticos heterogéneos no clasificados. Esta tecnología consiste en la degradación térmica de los residuos plásticos en ausencia de oxígeno.

En la actualidad, entre el 4 y el 8% del consumo mundial anual de petróleo está asociado con los plásticos, según el Foro Económico Mundial. Plastics2Olefins pretende probar un novedoso proceso de reciclado de plásticos basado en la pirólisis a alta temperatura, ya que el principal producto será un flujo de gas en lugar de líquido, por lo que reducirá las emisiones de GEI del ciclo de vida en más de un 70% en comparación con los procesos de reciclado existentes para los residuos plásticos sin clasificar. También se reducirá en más de un 80%, en comparación con la opción disponible actualmente para finalizar la vida útil de estos residuos, es decir, la incineración.

Las claves del nuevo proyecto de LafargeHolcim España

El proyecto se desarrollará en dos etapas: en primer lugar, adaptando y probando una planta piloto a escala en el Laboratorio de Tecnología de Repsol para optimizar los componentes y las condiciones del proceso y, posteriormente, una planta pionera de demostración industrial a escala real en el complejo petroquímico de Repsol, que operará en una campaña de validación del proceso durante seis meses. Para optimizar la huella de carbono de dichas instalaciones, el proyecto diseñará y construirá una planta que pueda ser alimentada con electricidad renovable en su totalidad.

El proyecto validará TRL7 y contribuirá a:

  • Definir un proceso óptimo de pretratamiento y flujos de residuos plásticos heterogéneos para garantizar un alto rendimiento de las olefinas durante la producción.

  • Optimizar el proceso posterior de pirólisis para conseguir productos de calidad y valorizar el producto resultante en distintos mercados (plástico/textiles circulares, combustible sólido de baja huella de carbono).

  • Diseñar, construir y poner en marcha una planta piloto para el reciclaje de residuos plásticos sin clasificar en el centro petroquímico de Repsol, que funcionará con energía renovable 100% (eléctrica) y se digitalizará para lograr la integración y optimización del sistema.

  • Desarrollar el concepto de escalabilidad y replicabilidad de la tecnología en Europa y otras regiones geográficas (países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático).

  • Crear conjuntamente módulos de aprendizaje replicables y formar a la mano de obra actual y futura a nivel local y regional.

En el Proyecto están involucrados 13 socios de siete países distintos y tendrá una duración de 5 años (2022-2027). El presupuesto total es de 33.258.033 euros y recibirá una financiación de la UE de 18.084.895 euros.

Además de LafargeHolcim España, en coordinación con su filial Geocycle España, están involucrados Repsol, Técnicas Reunidas, ETIA, VTT, PREZERO, CIEMAT, Smart Innovation Norway, Arttic, Denmark Technical University, SCGC Chemicals y Universidad Castilla-La Mancha.


Compartir
Close