Escrito por Arquitectura, Comunicados, de interes, Destacado, E 2022, Entrevistas

DÍA DE LA ARQUITECTURA| Tatiana Bilbao (Tatiana Bilbao Estudio): “Sin duda me parece que la arquitectura en México tiene muchísima historia”

Compartir

Tatiana Bilbao, junto a su equipo de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio de Arquitectos de Madrid

Tatiana Bilbao, junto a su equipo de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

Cada primer lunes de octubre se celebra el Día Mundial de la Arquitectura, conmemoración que, a su vez, trae consigo desde hace 19 ediciones la Semana de la Arquitectura. Iniciativa llevada a cabo por la Fundación Arquitectura COAM y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), en colaboración con el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, para llevar la arquitectura a todos los madrileños.

En esta ocasión estos 10 días por y para la arquitectura, ha contado con México como país invitado, y a su vez con Tatiana Bilbao, de Tatiana Bilbao Estudio, como arquitecta referente de la arquitectura mexica, la cual ha quedado plasmada en la exposición En Común. Y para conocer más sobre la exposición y la visión de la propia arquitecta sobre la evolución de la arquitectura, Proarquitectura ha tenido la ocasión de hablar con ella en la siguiente entrevista que no dejará indiferente a nadie.

01/ En Común ha recibido ya los primeros visitantes de la XIX Semana de la Arquitectura, ¿cómo valora este tipo de iniciativas para poner en valor la arquitectura?

Exposición "En Común" de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio de Arquitectos de Madrid

Exposición «En Común» de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

Siempre me ha costado trabajo imaginar cómo exponer arquitectura, porque la arquitectura es espacio y es muy difícil que la gente en general haga una traducción a partir de un dibujo o de una maqueta a posicionarse en el espacio. A lo mejor los arquitectos lo sabemos hacer porque para eso nos entrenan, pero en realidad la mayoría de la gente no tiene esa costumbre.

No sólo eso, yo, Tatiana, yo arquitecta. Cuando veo los dibujos me obsesiono con entender el dibujo, con ver mucho más que estar entendiéndome dentro del espacio. Y yo hago espacio, hago elementos como esos para representarlos, pero no es mi quehacer; mi quehacer es hacer el espacio. Y pues la gente le pone valor a lo que lo representa, no al espacio que se diseña.

Entonces, a mí siempre me ha parecido muy difícil mostrar arquitectura en una exposición. Sin embargo, hemos encontrado que a través de hacer provocaciones,  podemos al menos, mostrar el pensamiento sobre el cual se hace en los espacios en la oficina. Y eso es lo que mostramos en esta exposición. No son los espacios, si no en lo que los inspiro de alguna forma, con un objeto que lo representa o que puede unificar muchas de las iniciativas que se pensaron para esos espacios y/o que representan un elemento muy importante, como en el Monasterio o demás.

Me parece que si se pueden abrir espacios no para mostrar la forma de pensar o los procesos con los que se hace arquitectura son formas de acercarse a la gente que usa arquitectura desde otro lugar.

Exposición "En Común" de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio de Arquitectos de Madrid

Exposición «En Común» de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

02/ En esta ocasión la Semana de la Arquitectura han contado como país invitado a México, ¿cómo recibe que hayan contado con usted como referente de la arquitectura mexicana? 

Evidentemente, me honra muchísimo. Sin duda me parece que la arquitectura en México tiene muchísima historia. Tenemos un bagaje cultural muy importante que ha hecho que hoy en día estén pasando muchas cosas en la arquitectura, muy interesantes. Y lo digo con toda confianza, porque hay un grupo de gente haciendo cosas muy diversas, pero todas como iniciativas muy interesantes, desde muchos ángulos, desde muchas perspectivas, de muchas maneras de hacer arquitectura, que creo que tienen el sustento en que somos un país con muchísima historia arquitectónica, desde la prehistoria. Y entonces bueno, para mí es un gusto enorme que México se ha reconocido como tal.

03/ Sé que para todos los arquitectos es difícil escoger ente sus proyectos, pero ¿puede destacar dos de los proyectos de los ochos que encontrarán los visitantes en la exposición?

Exposición "En Común" de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio de Arquitectos de Madrid

Exposición «En Común» de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

Creo que en la exposición hay un proyecto que es que ha sido clave para el desarrollo del pensamiento de la oficina, que recoge el pensamiento de la oficina y que ha sido clave para el desarrollo del futuro del pensamiento, y es el Monasterio María Friedenshort.

Estamos haciendo un monasterio en Alemania y finalmente creo que el monasterio es el espacio doméstico por excelencia y desde el inicio de la del trabajo y la oficina hemos sido muy enfáticos en entender a la arquitectura como una forma primordial de cuidado. Para ello, evidentemente, tendríamos que entender entonces que el espacio, la célula en donde habitamos, es el espacio esencial de la arquitectura y así lo veo yo. Por ende el proyecto del Monasterio es un proyecto muy, muy especial.

Exposición "En Común" de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio de Arquitectos de Madrid

Exposición «En Común» de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

Otro de los proyectos de los ocho, la verdad es que los ochos que se presentan justo ya recogen cosas muy especiales, y cada uno es esencial para el pensamiento de la oficina. Pero bueno, si queremos escoger dos, sería, por ejemplo, el de Ways of Life, que es una casa que al principio creíamos que era un proyecto muy experimental y ahora se va a construir. Y lo importante de ese proyecto es que queríamos encontrar una forma de poder hacer arquitectura desde una perspectiva en donde ésta exista, para que sea el espacio que cada quien quiera o desee o haga para habitar, que la arquitectura se la plataforma para que cada quien desarrolle su propia existencia.

En este caso experimentamos cómo concebir la arquitectura para ver si podemos desarrollar un espacio que en vez de ser una imposición de cómo habitar en este planeta, porque yo creo que la arquitectura hace eso ya ‘per se’, pero además con todas las imposiciones socioculturales de reglamentación que tenemos, pues han determinado como la gente debe de habitar aquí, pero sin embargo, pues nadie habitamos igual y en este caso queríamos entender cómo eliminar todas esas formas, empezando ya desde hacer un proceso de diseño distinto. Y este proceso lo hicimos integrando de entrada como muchas ideas para eliminar las nociones de que los espacios tengan funciones, los espacios más bien provocan distintas maneras de utilizarse y a cada quien le provocan una manera distinta, pero eso genera de acuerdo a la luz que tienen, de acuerdo a la relación con el exterior, de acuerdo a la altura. Y en este nos enfocamos en eso, generando un proceso de diseño muy colectivo y en forma de collages que no lo habíamos hecho antes. Entonces este proyecto también es otro proyecto muy especial de la oficina.

El desarrollo de la metodología de la oficina de Tatiana Bilbao

04/ Desde hace años desarrolla en profundidad la metodología del trabajo en su estudio. ¿Cómo cree que se refleja en sus proyectos?

Exposición "En Común" de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio de Arquitectos de Madrid

Exposición «En Común» de Tatiana Bilbao Estudio // Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid

Para mí no son cosas separadas, para mí son cosas que van de la mano. No hay manera de que la arquitectura sea para todos si no se hace desde todos. Entonces, creo que la arquitectura es un proceso de un acto colectivo. Es un acto colectivo que debe rendirse ante un proceso que es el hábitat. No es una acción, no es una acción determinada, no se puede determinar por un espacio estático; pero así es, la arquitectura es estática y de alguna forma ahí hay una fricción intrínseca de la naturaleza de ambas.

No podamos hacer nada, pero yo creo que debe de haber formas de encontrar la manera en que esa arquitectura, que es un proceso estático, se vuelva proceso como naturalmente evolutivo. Y también para que se vuelva un elemento y una plataforma para que cada quien desarrolló su propia existencia, yo creo que tiene que hacerse sin duda desde una diversidad importante, para que se pueda identificar con el que llegue.

Entonces, para mí no hay manera responder si no se hace desde una base igual y por ello hemos hecho es un espacio colectivo. Es un espacio diverso, muy diverso, es un espacio horizontal en donde se general demasiadas conversaciones, se ponen ideas y, sobre todo, que permite, que acepta, como de alguna forma evoluciones y cambios y es como lo hacemos.

05/ Por último, nos gustaría adelantar a nuestros lectores, ¿cuáles son los proyectos en los que están inmersos en el estudio y veremos pronto con sello Tatiana Bilbao Estudio?

Bueno, los ocho proyectos que están en la exhibición son proyectos que estamos que están en proceso y justamente nosotros nos gusta mucho mostrar esos momentos.

Hay dos proyectos que en realidad ya están casi terminados: la UDEM, Universidad de Monterrey, que se terminó en diciembre de 2019 y en marzo del 2020, todos para casa, entonces se quedó vacío y apenas ahora se está empezando a usar, por eso yo digo que no está terminado, porque para mí sólo está terminado cuando se activa, cuando se usa;  y el de Olive West, una serie de casas que están casi terminadas.

Los demás, los otros seis están todos en proceso. El que menos en proceso está es la casa Solo House, que no sabemos si se va a construir, pero el de Ways of Life está empezando construcción, el de Roble 700 está empezando construcción, el Monasterio está terminando demolición, a la espera de empezar la construcción, y Collegium no está en desarrollo, y el de París –Porte de Montreuil– que acabamos de ganar el concurso. Bueno, lo ganamos también justito antes de la pandemia, la pandemia lo paró mucho, y ahorita estamos empezando los dibujos ya como base arquitectónica.

06/ Permítanos que sobre la marcha le planteemos otra pregunta. ¿La pandemia le ha cambiado la forma de pensar estos edificios? ¿Cómo le ha afectado a usted dado que nos ha paralizado el mundo y ahora estamos en un mundo que no tiene nada que ver con el anterior? ¿Le ha cambiado la forma de pensar cómo quiere hacer los edificios, esas viviendas, esa relación?

Yo creo que la pandemia en realidad no cambió nada, sino que expuso muchas de las problemáticas que veníamos acarreando. Y no solo eso, yo creo que se aprovechó de ellas y entonces se volvió exponencial el problema y para mí la pandemia solo ha generado la oportunidad de poder tener mayor aceptación al discurso que llevamos mucho tiempo elaborando, sobre todo, del enfoque en el espacio doméstico, en el entendimiento de que primero tenemos que existir, entonces deberíamos de poner todo nuestro esfuerzo en entender cómo existir, no como producir.

Las ciudades de hoy están rendidas ante la producción y justamente la pandemia expuso ese aspecto y deberían de estar rendidas a la existencia al sostenernos como seres humanos que necesitan existir para poder producir. Pero hoy en día necesitamos producir para poder existir. Si no producimos, no tenemos casa, no tenemos comida, no tenemos salud, no tenemos educación. Sin embargo, esas cosas las necesitamos para poder producir. Entonces estamos viviendo como en el gato que se muerde la cola y obviamente en el momento que nos suceda algo como la pandemia en donde no se puede producir por alguna razón no se tienen que cambiar las formas de producción, pues se vuelve una crisis muy grande.

Pero no solo eso, eso para los privilegiados, pero para la mayoría de la gente expuso una problemática realmente profunda. La mayoría de la gente tenía que salir a la calle a exponer su vida, su vida ante un virus, ante una amenaza mortal, porque al principio el COVID era una amenaza mortal para poder venderle a alguien cualquier tontería que no sirve para nada, alguien que está completamente endeudado para poder comer. ¿Cuándo llegamos a eso? ¿Cuándo llegamos a que alguien para poder comer, para poder sobrevivir, tuviera que exponer su vida? No alguien, la mayoría de la población. ¿Cuando llegamos ahí?

Eso es el punto en el cual yo venía trabajando muchísimo. ¿Por qué no podemos enfocarnos en entender cómo transformar las sociedades, a entender que lo más importante es sostener nuestra existencia? Es el trabajo reproductivo, los trabajos de cuidados que no están reconocidos como tal, están relegados a una sociedad de producción y por lo tanto rendidos ante esa situación no, entonces pues a mí me da no gusto, pero me ha dado la oportunidad de poder aprovechar el entendimiento de la gente en este aspecto de manera más profunda, porque antes no había reciprocidad, no había respuesta y ahora la gente lo entiende más.

07/ Finalmente, usted como arquitecta, cuando tiene una obra construida y ya se está viviendo en esa obra y está evolucionando, ¿le gusta volver a ver cómo vive esa creación suya y cómo las personas que la habitan la hacen también suya?

Total, yo creo que en la arquitectura deberíamos de hablar de las arquitecturas y no de los arquitectos. O sea, francamente creo que hemos generado una problemática importante, porque sí -yo siempre lo he dicho- si las revistas de arquitectura no publicaran a los arquitectos y solo fueran a los edificios y entrevistaran a los usuarios, todos seríamos mejor arquitectos. Ellos serían arquitectos, la propia gente se volvería los que tomarían los espacios para hacer sus propias arquitecturas. Eso es a donde me gustaría llegar.


Compartir
Close